lunes, marzo 05, 2007


5 de Marzo

Hoy cumplo dos anhos en Berlín. Hace exáctamente dos anhos llegué a Berlín de Madrid. En realidad viajé de Madrid a Colonia y con el ticket del fin de semana me vine hasta Berlín. Un viaje largo de madrugada, creo que alrededor de 8 horas, el tren iba haciendo muchas paradas. Es que es el tren más barato, cuesta 25 euros y pueden viajar con este ticket 5 personas. Un músico polaco en el camino a Berlín me preguntó si podía viajar conmigo y le dije que sí. Entonces me vine conversando con él.

Cuando llegué no hablaba ni una pizca de Alemán. Vine con una maleta con ropa, mi laptop y la dirección de una chica que es amiga de un amigo. No conocía a nadie en Berlín. Mi plan era, más o menos, quedarme unos meses, luego aplicar al doctorado desde acá a algunas universidades en norteamérica y no sé, pensé que conocería también mi plan en el camino y no descartaba la posibilidad de quedarme en Berlín. Pero, fundamentalmente, mi plan era irme a la mierda. Como le dije hace poco a una amiga, me tienta la idea de construir casas, acabarlas muy bien y luego tumbarlas a combazos para volverlas a construir. La idea de vivir varias vidas en una misma.

El polaco que conocí en el tren me mostró fotos de sus hijos en su celular. Además, en agradecimiento por haberle permitido viajar gratis conmigo y como tenía un par de horas extras, me acompanhó a buscar la dirección de Lucia, la amiga de mi amigo. Ella sabía que llegaba y estaba dispuesta a hospedarme un par de semanas en su casa hasta que encuentre una casa. Al llegar a la casa me esperaba el companhero de piso de Lucia, Sebastián. A quien por cierto encontré en un bar el sábado pasado y no veía hace más de un anho.

El polaco me dejó, yo dejé mis cosas e inmediatamente me fui a comprar unas cervis. Ahí comenzaron las anécdotas propias de no entender un idioma: compre, sin quererlo, cerveza sin alcohol. La cerveza se quedó en la cocina varias semanas. Cuando Sebastián riéndose me hizo saber que había comprado chela sin alcohol, decidí inmediatamente salir a comprar una con alcohol. Esa tarde preparé un sanguche de espinaca con chulete de cerdo. Muy bueno. Luego llegó Lucia y compartí un poco de sanguche con ella.

Al final pasé más de unas semanas en esa casa. Me habré quedado 2 meses ahí y luego me tuve que ir porque llegó la policía. Larga historia. Tuve que esperar hasta que llegue mi primer pago de mi chamba en Italia para poder mudarme a mi propio cuarto. En el ínterin, sin embargo, estuve de un lado a otro, de casa en casa, como 3 semanas tal vez. Incluso varias noches en el metro. Dejé mis cosas en la casa de una amiga y la pasé en la calle. Conocí también luego a una chica que me dejó quedarme en su depa 1 semana mientras ella estaba de viaje en Italia. Así también pasó con otra gente, hasta que me mudé a mi propio cuarto con un inglés, Graham.

Han pasado ya dos anhos en Berlín. En este tiempo me he movido en bicicleta a todos lados; he ido a cientos de fiestas; he aprendido alemán; he limpiado casas; he cantado en bares con un amigo que tocaba la guitarra y con eso sacabamos 10 euros para la noche; he trabajado para Canadá e Italia desde Berlín y con eso he sacado algo de bille; he pasado serias complicaciones económicas que me han llevado a conocer iglesias; he conocido a Dane, mi novia; he presentado mi tesis de mi univ en canada por teléfono y así saqué mi maestría; este mismo trabajo lo presenté en un centro de investigación en Berlín y he regresado al negro a mi casa porque no tenía 1 centavo; he sido becado para hacer el doctorado en Berlín gracias a esta presentación que hice; he sido deportado y puesto en una celda desnudo luego de haber tratado de cruzar la frontera con Holanda en auto; he viajado a Perú deportado y sin permiso para regresar en 3 anhos para luego regresar en 3 meses; he viajado a USA para comenzar mi doctorado; y ahora he comenzado a tener una vida más ordenada.

Todos los días voy a la oficina y preparo mi trabajo de doctorado. Voy una vez por semana al gimnasio. Como todos los días en la cafetería de la universidad vegetales, frutas y carnes. Estoy muy motivado con mi trabajo pero también es ahora el motivo de mis preocupaciones. Es que siempre uno tiene que tener preocupaciones? Llevo, como digo, una vida más ordenada, incluso uso un calendario en internet disponble en hotmail. Pero, me rehusó a cortarme el pelo, usar reloj y comprar un celular. Principios básicos :). Tampoco me pierdo las fiestas berlinesas, especialmente la de los miércoles. Y, aunque estamos en periodo de construcción, ya ando pensando en la mejor manera de derrumbar la casa.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Feliz Aniversario Dani!!! Que tales aventuras! dignas de novela (de Hesse, claro esta)!!
Pepe

KITTY dijo...

Danis.Que lindo ver que lo construido ha servido para hacerte crecer no solo en cuerpo (a lo ancho...jejeje) sino en espìritu. Como siempre te diga mira siempre atràs, para seguir adelante...y siempre....cancha y concha. Un beso grande. kitty

Anónimo dijo...

Habla dani, que interesante todo por lo que has pasado de hecho que te deja mucho dentro, en realidad mientras mas tropiezas mas aprendes, de hecho estuve leyendo mucho de tu vida en este blog, nose, debe ser que yo pensaba irme a EEUU a vivir (pero me negaron la visa hace un mes) y me intereso ver como se desemvolvia un Peruano en un ambiente que no es el propio.

Me meti tanto en tus historias que hasta vi un capitulo de nu podogi..jajaja

Cambiando de tema queria comentarte que tengo un amigo mio viviendo en berlin hace un anio mas o menos, a el le fue un toque mal alla, se fue por su mujer y ya en Berlin ella rompio con el y la paso muy depre, lo que hizo un poco mas dificil su estadia alla, ahora ya esta bien, en fin es un tipo chevere muy buena onda y conoce poco de Berlin, seria chevere si lo introduces un poco en tu ambiente en toda esa nota de hospitality club, se que uno se registra, pero me refiero a que se meta en esas notas, el swap, tu bar de los miercoles, etc. Conociendolo se que le gustaran ,ademas a veces es chevre tener un compatriota cerca...

Yo aun no le dije nada de ti porque queria preguntarte antes.

Bueno Dani me despido y suerte.

jajaja ahora te digo quien soy....Martin Manrique Valdeiglesias (primo de Jaime)
martinmanval@gmail.com

Lula dijo...

Dani!!!! Qué tales aventuras!!! No sabes la sana envidia que me das desde ésta mi oficinesca existencia. Te mando un super abrazo y ahora que encontré tu blog, lo leeré con frecuencia. Un abrazo.