viernes, junio 30, 2006

Plataforma


Estoy molido. Estos últimos días y, en particular, ayer, han sido de harto desgaste físico. Los viajes de 45 minutos en bici cada día para ir a Babylonia, ayudar a Miry a renovar su departamento, luego ayer a Alejandro a mudar las cosas de la casa de su novia a su casa, porque se mudan juntos, y también recién comencé con el gimnasio para bajar los kilos que subí en Lima, jeje, mucho tacu-tacu y holgazanería.

El fin de semana fue lo de la renovación del departamento de Miry. Un departamento en Kreuzberg grandote de cuatro cuartos y en el sétimo piso más o menos. Lo hicimos entre unas seis personas. A mí me tocó pintar. Terminé destruido y lleno de pintura por todos lados. Lo más gracioso los puntitos blancos de pintura por toda la cara. Saliendo de ahí me fui al bar irlandés donde trabaja un amigo inglés, de esas contradicciones berlinesas.

Dice Graham, el inglés, que cuando comenzó a trabajar en el bar el cocinero irlandés le dijo algo así como “you can fuck yourself, fucking british boy”. Esa fue su bienvenida. El bar tambien está en Kreuzberg y estaba repleto porque jugaba ese día Inglaterra, creo que contra Ecuador. La comida se veía buenota, el ambiente también bacán, pero todo caro. Entonces lo busqué al Graham para ver si me podía regalar una chela. Me fue super difícil llegar a la cocina. Pregunté por Graham y me dijeron que no le tocaba turno ese día. Lástima. Entonces me regresé a Prenzlauer Berg y me tire en el parque como dos horas, muerto, junto a un grupo de punkies que hacían su fiesta.

Luego ayer la mudanza de Alejandro. Rentamos una camioneta con el brevete de Nico, un amigo italiano que estudia conmigo en Babylonia y con quien más paro desde que llegué a Berlín. La idea era que ibamos a hacer la mudanza como entre cinco personas, pero nunca llegaron los refuerzos y nos tocó mover todo a Alejandro y a mí. Felizmente no era tanto: básicamente una cama de plaza y media, un sofa, y cajas. Lo habremos hecho en dos horas y media todo. Nos pasamos media hora, la idea era hacerlo en dos horas porque cobran por hora (cuatro euros).

Mi comisión era la gasolina. Es que yo tengo un ticket de 17 euros de gasolina para carros de mudanza que me regalaron y cada vez que ayudo en una mudanza se lo presto al que se está mudando para que lo consuma y de ahí me caen un par de euros. Esta vez, no sé qué pasó que la tía dijo que el ticket de gasolina seguía vigente pero no nos cobró nada por la gasolina, es decir, salí perdiendo porque de ahí esparaba que cobren un par de euros que Alejandro me los daba a mí. En fin, igual Alejandro sabiendo eso me invitó un par de chelas terminando la mudanza.

Desde que estoy en Berlín he participado en un montón de mudanzas. Tantas que estoy pensando en hacerme un polito que diga que hago servicios de mudanzas. Me paran llamando amigos, amigos de amigos, para que les eche una mano con sus cosas. Y con tantas mudanzas he aprendido unas cuantas técnicas básicas para las mudanzas.

Por ejemplo, la técnica de la cadena. Siempre es más rápido bajar o subir las cosas de un piso alto si es que la gente hace una cadena. Uno se pone en cada piso y le pasa las cosas al otro, así desde el camnión de mudanzas al piso o viceversa. Es que nunca falta alguien que dice estar ayudando en la mudanza y como que mira las cosas, las mueve, camina de una lado a otro como que está haciendo algo, pero no hace nada!!! Mientras todos los demás se están sacando el ancho. Entonces por eso es básica la técnica de la cadena, así no se salva ningúno.Lo otro es cargar las cosas grandes, como las refris, por ejemplo, con la espalda. En lugar de cargarlas de frente, uno las carga con los brazos por atrás y apoyándolas en la espalda. Así es mucho más fácil subir o bajar algo pesado.

Pero bueno, luego de la mudanza de Alejandro y el par de chelas, me fui ayer a eso de las siete a Künstlerhaus Bethanien, una casa okupa donde se reune el grupo Plataforma (plataforma-berlin.de). Esta casa ha sido recientemente ocupada por la gente de Yorckstraße, otra casa okupa que la policía desalojó hace unos meses luego de una larga batalla (ver foto de la ocupación). A mí me hablaron de Plataforma en Babylonia, mi profesora. Es que le conté la historia de mi deportación de Alemania y me recomendó que hable con ellos, que ven temas de ilegalidad, racismo, violencia y brutalidad por parte de la policía.

Entonces ayer llegué y en el segundo piso de la Bethanien me presenté con Plataforma y les conté mi historia. Eramos alrededor de diez personas: un par de brasileros, alemanes, ingleses, un marroquí, una argentina, un ganés y yo. Tratamos básicamente dos temas: la segunda aplicación de asilo del marroquí y mi historia de deportación. La gente bien, chevere, salvo la brasilera que un touch demasiado problemática. Pero también que es un grupo particular, algunos de ellos están ilegales y entiendo, por mi propia experiencia, que así la gente está a veces con una energía un poco jodida.

Les conté mi historia, tardó como una hora. Incluyendo preguntas y traducción. Es que no todos hablan aleman y se hacía la pausa para la traducción al inglés o al español. Además las preguntas. La gente interesada. Me sentí por fin como en mi lugar!!!, como, por fin alguien me entiende!!! jeje, mis ideas en contra del sistema legal de inmigración, que para mi es una forma institucionalizada de discriminación, ellos también las manejan. Es decir, aunque con diferentes idiomas, todos manejabamos un rollo parecido. Me quedé también para la exposición del marroquí y fungí como traductor. Al final me pareció interesante lo que hacen y creo que volveré el próximo jueves. Se juntan todos los jueves en Bethanien.

Bueno, y en otro tema totalmente diferente, pero al lado de Bethanien, en Mariannenplatz, el 2 de Julio comienza el festival de fulbito de la calle o Straßenfußball (festival06.org). Parece que va a estar chevere. Se juntan 24 equipos de fulbito de varios países del mundo, entre ellos Kenia, Senegal, Nigeria, Brasil, Alemania, Turkia, Chile, Afganistán, Bolivia y jugarán en la canchita en Mariannenplatz. Perú va a participar a través de la Escuelas Deporte y Vida. Los equipos que participan del festival son proyectos sociales de fúbol que hacen activismo contra la violencia, drogas, y el racismo. De hecho me doy una vuelta por ahí.

Por cierto, la argentina que estaba ayer en Plataforma contó que el equipo de Gana no va a poder venir. Ella forma parte de la organización del Straßenfußball y resulta que no les van a dar visa a los de Gana. Una vez más, otra estupidez de las autoridades de migración alemanas. No se las dan porque temen que luego se queden de ilegales, o sea, no regresen. Además, podrían haber equipos alemanes interesados en contratarlos y luego se quedarían. Y qué de malo hay con eso?! En fin. También contó que el partido de Argentina vs. Alemania lo van a pasar en pantalla gigante en Mariannenplatz hoy Viernes a las 5pm. Habrá murga. Voy para allá!!!

1 comentario:

Peperepe dijo...

Por fin entre al mundo blog! Unemployment helps. Dani buenas técnicas para mudanza, de hecho las necesitaré en este período de transición (aplico la técnica "refri al lomo") -- Ya imagino la devastadora escena anoche tras la pérdida de Alemania... luego te paso unas fotos de la celebración en el North End (barrio italiano) en Boston, en donde vi el partido. Un abrazo hermanito!